08 Jul

“Todas las familias deberían disponer de una zona infantil en un hotel” Pedro Ibarra, gerente de Icolandia

Como especialistas en el sector de parques infantiles, nos llegan muchas preguntas acerca de la idoneidad de incluir una zona infantil en un hotel. A través de esta entrevista, hablamos de las claves y beneficios de instalar un espacio infantil en un establecimiento hotelero. Consideramos que las ventajas son importantes tanto para el propio negocio como para sus clientes.

¿Por qué es interesante que un hotel disponga de una zona de juego para los más pequeños?

Porque presta un valioso servicio y es un valor añadido para todos los clientes. En realidad, contribuyen a mejorar la estancia de todo el mundo. Mejora la experiencia de las familias porque disponen de una atracción más para que los más pequeños se entretengan mientras las personas adultas se relajan o realizan otras tareas.

Y también del resto de personas, porque el ambiente general del hotel se mantiene más sosegado y tranquilo al concentrar el juego infantil en un área exclusiva.

Disponer de una zona infantil en un hotel puede ser una pieza fundamental para aumentar el flujo de clientes porque permite gestionar mejor las posibles esperas y alargar la estancia de los adultos. Contribuye a la diferenciación del establecimiento, ya que es un indicador de la calidad de las instalaciones y del servicio.

Nosotros solemos decir que la atención al cliente comienza desde la atención al público infantil.

¿Qué piensa que exigen los hoteleros a la hora de crear un proyecto de zona infantil?

Creo que todavía falta extender la cultura sobre la calidad de las instalaciones; sobre todo en los parques infantiles de interior. Nosotros llevamos trabajando muchos años en Europa y a nivel de exigencia seguimos lejos de países como Francia o Alemania; pero soy optimista porque veo que se está avanzando rápido a medida que se van extendiendo el uso de las instalaciones y van ganando importancia.

Hoy en día cada vez son más los hoteles que a la hora de realizar sus proyectos se preguntan primero “cuánto me puede aportar” antes de concretar “cuánto me va a costar”. Y creo que es el enfoque correcto, porque una zona de juegos infantil será útil al negocio si es una instalación de calidad. Nosotros vemos que la necesidad de este tipo de instalaciones es creciente en el mercado hotelero porque recibimos sobre todo peticiones para realizar proyectos a medida y se valora el hecho de que nuestros parques estén fabricados aquí y homologados en la normativa europea.

¿Cómo se debe llevar a cabo el proyecto?

Para instalar una zona infantil en un hotel, partimos siempre de un estudio preliminar de los espacios, el tipo de público y las condiciones del establecimiento. Tenemos propuestas atractivas para todo tipo de superficies interiores: desde un gran parque infantil de varios pisos en un vestíbulo o una sala de juegos en una habitación, hasta una pequeña ludoteca en un rincón.

Muchas veces, la idea inicial se modifica y se completa cuando el cliente descubre todo lo que podemos hacer.

Una vez que se realiza la propuesta de diseño, se desciende a nivel de detalle para concretarla: colores y materiales, certificaciones, juegos o mobiliario, suelos, revestimiento de paredes, etc. En los proyectos más complejos contamos con la ayuda de herramientas de 3D que nos permite realizar presentaciones muy realistas de cómo va a quedar todo.

Posteriormente realizamos la fabricación de todos los elementos del área de juegos. Excepto los de otros fabricantes colaboradores, como la marca IKC, con quienes trabajamos en la creación de áreas infantiles de hostelería.

Finalmente, nuestro equipo especialista en montajes realiza la instalación siguiendo todos los criterios y recomendaciones de seguridad y calidad. Ellos se encargan también de la puesta en marcha y de entregar el manual de mantenimiento y de explicar sus claves .

En la mayoría de los casos, la instalación finaliza con un contrato de mantenimiento anual que garantiza su óptimo funcionamiento.

Zona infantil en un hotel

¿Qué elementos deben tener los espacios infantiles?

Deben de estar adaptados a las necesidades lúdicas, psicomotrices y motoras de los niños y las niñas en cada franja de edad. Y deben contar con una imagen y un diseño atractivo para potenciar la diversión y la creatividad en el espacio.

En cuanto a juegos, lo recomendable es combinar propuestas que integren pequeños recorridos y obstáculos, juegos colectivos e individuales, y también juegos tradicionales y juegos interactivos. La originalidad aporta también un plus de fantasía y diversión al conjunto y esto es algo en lo que trabajamos desde nuestro departamento de I+D+i con óptimos resultados.

Tienen mucho éxito juegos innovadores como nuestra yincana con marcador, las piscinas de bolas con luz, los toboganes con luz, la cámara oscura con sensores de movimiento y otras propuestas en esta línea.

¿Qué se les puede ofrecer según cada etapa de edad?

Para los niños y niñas de menor edad, las alternativas se recogen en la línea baby, que integra recorridos básicos y sobre todo figuras de psicomotricidad de formas variadas donde se pueden mover y ejercitar con total seguridad. 

Para edades hasta 6 años se completan recorridos más exigentes con juegos de equipo como el campo de fútbol que funcionan excelentemente, torres de subida, toboganes, piscinas de bolas.

Y por encima, hasta los 12 años, tenemos juegos como la crazy tower, trineos, rocódromos o las tirolinas que les permiten desarrollar competencias más altas donde la velocidad y la altura controlada son un valor añadido.

Zona infantil en un hotel

¿Qué medidas se deben adoptar en cuanto a seguridad?

Con respecto a los parques infantiles de interior, tenemos la dificultad de que no hay una exigencia normativa obligatoria, así que la principal medida es que el hotel prime la calidad y la seguridad contando con un fabricante y un producto homologado según la normativa más exigente, que en nuestro ámbito son las normas europeas EN 1176 y EN 1177. Esto quiere decir que se haya fabricado siguiendo la norma y también que esta se tenga en cuenta en el montaje.

También, tiene que realizar correctamente las labores de mantenimiento que aseguran la calidad de la instalación a lo largo del tiempo. Es un aspecto esencial que no hay que olvidar en una zona infantil en un hotel. 

Una instalación de poca calidad de una zona infantil en un hotel, no solo no va a cumplir su función, sino que puede suponer un riesgo para el usuario y una pérdida de prestigio.

¿De qué materiales deben estar hechos los productos a instalar en los espacios infantiles?

A este aspecto, es también muy importante informarse de las certificaciones, los ensayos técnicos, las especificaciones técnicas y otros criterios que aportan los fabricantes, que indican que los materiales que se están utilizando son de primera calidad y a tienden a todos los criterios necesarios -higiénicos, toxicidad, ecológicos, ignífugos…etc-. Sobre todo, teniendo en cuenta que la normativa que afecta a los materiales de estas zonas de juego es múltiple y dispersa, hay mucho desconocimiento y hay producto de muy baja calidad en el mercado.

Nosotros cuidamos mucho este aspecto. Por ejemplo, los suelos que fabricamos para las zonas de juego de hostelería están hechos en tejido de PVC que cumple las normativas europeas de ignifugación (calificado como M2) y la normativa europea ecológica sobre toxicidad (REACH y libre de ftalatos). Cuenta con propiedades anti-bacterianas y anti-hongos que permiten su aplicación en el ámbito de la sanidad. Además, siguiendo nuestra política de calidad, hemos realizado ensayos del tejido y de las tintas en el laboratorio independiente Aiju (Informe de ensayo nº L/0064649- 1), dando resultado de cumplimiento de las normativas: EN 71-2:2011 + A1:2014 (Seguridad de los Juguetes. Parte 2 Inflamabilidad) y EN 71-3:2013 + A2:2017 (Seguridad de los Juguetes. Parte 3 Migración de Ciertos Elementos).

Actualidad

0 Comment

related posts